Venezuela


Brasil


World


México


Bolivia


Perú


Trinidad
&
Caribbean

 






Banco
Central
de
Venezuela
Indicatores

Economicos


 

 

Comentario Editorial/Opinión


 

Gustavo Coronel :El petróleo viene de la luna

"La historia del petróleo en Venezuela es un gran mural, producto de la labor
de múltiples artistas. Es un desfile de héroes y villanos que asombraría
a la inmensa mayoría de nuestros compatriotas si la conocieran a fondo,
acostumbrados como estamos a pensar que todos los buenos son de
aquí y todos los malos son de “allá.” En ese inmenso mural veríamos
los rostros de Deterding y Rockefeller, de Ralph Arnold y de Guillermo
Zuloaga, de Gumersindo Torres, Manuel Antonio Pulido, Enrique Jorge
Aguerrevere, Enrique Tejera, Virgil Winkler, Juan Pablo Pérez Alfonzo,
Manuel Egaña, Luis Plaz Bruzual, Konrad Habicht, Rubén Sader Pérez,
John De Sisto, Otto Renz, Manuel Pérez Guerrero, Rómulo Betancourt,
Alberto Quirós, Guillermo Rodríguez Eraso, Karl Dallmus, Arturo Uslar
Pietri, Siro Vásquez, Rafael Alfonzo Ravard, gigantes acompañados por
miles de actores secundarios pero no por ello menos importantes, quienes
asistieron al nacimiento de la industria y la llevaron al primer lugar de
importancia en el país y a uno de los primeros lugares en el cuadro de las
industrias petroleras del mundo. - " El Petróleo Viene de La Luna", por Gustavo Coronel, primer párrafo del Capítulo I.

 

En los próximos días estará en Caracas mi novela: "El Petróleo viene de la Luna". Podrá ser adquirida a través del Sr. Elio Ohep, el editor de www.petroleumworld.com , cuya dirección eléctronica es editor@petroleumworld.com . Otra parte de la edición está en camino hacia USA, donde yo la podré distribuir directamente a quienes estén interesados. Quienes estén en los Estados Unidos o cualquier otro país, excepto Venezuela, y deseén tenerla, por favor escribirme a gustavocoronelg@hotmail.com y se la enviaré tan pronto me haya llegado, lo cual estimo será en las próximas semanas.

Es un volumen de 371 páginas, bellamente editado en Bogotá. La edición fue posible gracias a la generosidad y empeño de los ingenieros José Francisco Arata, Luis Pacheco y Gustavo Inciarte (QEPD), quienes pensaron que este testimonio debía salir a la luz pública.

El título podrá parecer extraño a quienes no son petroleros, pero no lo será para quienes saben que el grueso del petróleo venezolano fue formado en las bellas rocas de edad cretácica que se agrupan bajo el nombre de formación La Luna. Los geólogos clasifican las rocas dándoles nombres de Grupos, Formaciones o Miembros, asignándoles la edad geológica en base a sus contenidos de los restos animales o vegetales fósiles. La Formación La Luna fue llamada así por haber sido descrita por primera vez en la Quebrada La Luna, en la Sierra de Perijá.

Yo siempre quise escribir una novela del petróleo venezolano. Por supuesto no pretendo que esta sea LA novela del petróleo venezolano porque no soy un novelista pero si creo haber lanzado una "primera piedra" en esto de escribir novelas del petróleo en Venezuela, a diferencia de novelas alrededor del petróleo, Esa iniciativa es el único mérito que me quiero atribuír. Lo demás lo juzgarán quienes la lean.

Quise escribirla en varios niveles: es ficción pero es también historia . Trata de ser didáctica, al describir aspectos de la vida en la industria petrolera que no son de circulación frecuente. Es también un análisis político sobre una etapa importante de la industria petrolera y de la sociedad venezolana. Creo que puede ayudar a llenar la laguna existente en el conocimiento de lo acontecido en la industria petrolera en la etapa 1950-2000.

La novela tiene 20 capítulos que hablan del proceso de formación de un geólogo, sus tareas, su conversión en gerente, el gran debate petrolero de los año 70, el papel de los técnicos petroleros en ese debate, la nacionalización, el proceso interno de formación de PDVSA, las pugnas ideológicas, los triunfos y los fracasos. Describo la vida en el medio rural venezolano de la época y la maravillosa gente del medio rural venezolano y de las pequeñas poblaciones de provincia que tanto llegué a amar. Mezclo personajes de ficción con personajes de la vida real. Lo que puedo garantizar es que todo lo que pongo en boca de los personajes de la vida real es absolutamente verídico, no hay allí nada inventado. Hay personajes y situaciones que son imaginarias pero el lector no tendrá problema alguno en poder diferenciarlas de las situaciones y personajes reales. Hablo de héroes y de villanos, por supuesto desde mi perspectiva personal, porque no pretendo ser el gran juez de lo acontecido. Muchos de esos héroes y villanos están aún en la palestra pública venezolana.
Es una novela del petróleo contada por alguien que ha vivido dentro de la casa, viendo hacia afuera, no por alguien viviendo fuera de la casa viendo hacia adentro.

Quise contar esta historia porque, como bien lo dice mi entrañable amigo durante 65 años, Antonio Pasquali, quien me honra como autor del prólogo, "quien no piensa pasa a ser pensado y a quién no escriba su historia, alguien se la escribirá". Obedece a mi deseo de dejar un testimonio para quienes deseén investigar en el futuro sobre una etapa importante en la vida del país. En un nivel modesto fui uno de los actores de este proceso y creí mi deber dejar ese testimonio. Le reprocho a nuestros compatriotas que hacen vida pública que no aporten sus memorias personales a la memoria colectiva. Es solo sobre la base de una memoria colectiva que puede progresar una sociedad y se hace posible reforzar el sentido de identidad nacional y llegar a saber quienes somos. La pasividad y la inhibición permite que los aventureros re-escriban la historia con casi total impunidad y nos lleven como corderos a los precipicios del atraso.

Creo que los viejos y los nuevos petroleros la encontrarán de interés. Los geólogos e ingenieros petroleros se reconocerán en sus páginas. Los estudiantes podrán tener una idea de como eran las cosas. Los actores de la vida pública venezolana de las últimas décadas podrán encontrar mucho con lo que estarán de acuerdo y en desacuerdo.

Una amenaza final: Ya comencé a escribir el volumen siguiente, el que va de 2000 a 2010.

 

 

 

Gustavo Coronel es un veterano geólogo de la industria petrolera, miembro director de la primera junta directiva de PDVSA (1975-1979). Todos sus articulos pueden verse en www.lasarmasdecoronel . Sus puntos de vista no necesariamente son los de Petroleumworld.


Nota del Editor : Petroleumworld no se hace responsable por los juicios de valor emitidos por esta publicacion, por sus colaboradores y columnistas de opinión y análisis.

Petroleumworld alienta a las personas a reproducir, reimprimir, y divulgar a través de los medios audiovisuales e Internet, los comentarios editoriales y de opinión de Petroleumworld, siempre y cuando esa reproducción identifique a la fuente original, http://www.petroleumworld.com y se haga dentro de el uso normal (fairuse) de la doctrina de la sección 107 de la Ley de derechos de autor de los Estados Unidos de Norteamérica (US Copyright) Internet Web links hacia http://www.petroleumworld.com.ve son apreciadas.

Petroleumworld Venezuela 12 07 2010
Petroleumworldve.com

Copyright ©2010 Petroleumworld. Todos los derechos reservados

 

Envie esa nota a un amigo

Sus comentarios son importantes para nosotros!

Invitamos a todos los lectores a enviarnos sus comentarios
y opiniones sobre este artículo.

Escriba a editor@petroleumworld.com

Pregunas o sugerencias, escriba a :
editor@petroleumworld.com

Se ve mejor con IE 5.01+
Windows NT 4.0, '95, '98 and ME +/ 800x600 pixels

 

 


Contacto:
webmaster@petroleumworld.com/Teléfonos:(58 412) 996 3730 o (58 412) 952 5301
www.petroleumworld.com/:Editor en Jefe: Elio Ohep; Editor Op-Ed: Gustavo Coronel

Director General y Productor: Elio Ohep
Contacto:
editor@petroleumworld.com
Information legal.
Copyrigth© Petroleumworld News 2002, Elio Ohep.-
Todos los derechos de autor reservados